Archivo

Archive for 23 junio 2013

¡Nos Vamos Al Cine! – El Hombre de Acero

junio 23, 2013 Deja un comentario

Aunque era de esperar que vieramos un remake/reboot de las aventuras de Kal-El por los cines de todo el mundo proximámente, tras los éxitos del Caballero Oscuro o de las nuevas aventuras de Spiderman, había cierta reticencia en mi. Será porque siempre he visto las películas de Reeve como “demasiado” cómicas como para ganarse un remake. Pero, ayer mientras salia del cine con Andrés, pude concluír nuestro visionado de “El Hombre de Acero” con una frase un poco “a-la-Nietzsche”: Superman ha muerto; que viva el Hombre de Acero. 

Imagen

SPOILER ALERT

Bajo aquestas palabras recae que voy a contarte toda la película del tirón, tal y como la he visto ayer.

Si no has visto ya la película, bajate hasta “Lo mejor” y “Lo peor” para evitarte comerte un bocadillo de spoilers aux-fines-herbes

ARGUMENTO:

La película se inicia en el planeta Krypton, concretamente en un paritorio, donde Jol-El (Russel Crowe), asiste como su mujer, Lara Lor-Van (Ayelet Zurer) da a luz a su hijo, al que le pondra el nombre de Kal-El. Sin embargo, Kripton se muere: las expediciones para conseguir recursos a costa del nucleo del planeta han terminado haciendo que el planeta empiece a destruirse. A esta conmoción, se suma el golpe de estado del general Zod (Michael Shannon), líder militar, que da un golpe de estado e intenta adueñarse del control del planeta. Jol-El decide ir a por el Códice, una pieza de tecnología kriptoniana que posee la información suficiente para crear una nueva Kripton, y darle al planeta una segunda oportunidad, así como poner a su hijo fuera del planeta, mandandole a un remoto planeta. Zod, conociendo el plan de Jol-El, lo asesina a sangre fría y es arrestado cuando el golpe de estado fracasa, siendo enviado con sus secuaces al exilio en la Zona Fantasma.

Poco después de su exilio, el planeta Kripton es destruido… pero la acción se traslada a la Tierra, donde un joven de densa barba (Henry Cavil) trabaja con los chicos de Pesca Radic- digo, en un barco de pescadores. Al ver el incendio en una plataforma petrolífera, corre a ayudarles (desapareciendo de la vista de los chicos del barco) y consigue salvar a los que allí se encontraban, gracias a la ayuda de la Guardia Costera. Sin embargo, la plataforma se hunde y el joven queda inconsciente, recordando los días de su infancia, un tanto traumática puesto que el joven es capaz de ver a través de las paredes, puede oír los mas minímos susurros y es capaz de crear haces de luz con sus ojos. Su madre lo tranquiliza y se lo lleva a casa, finalizando el flashback. Tras llegar a la costa, el joven recuerda también un accidente que ocurrío con un autobús escolar en el que él iba y que termino precipitándose al agua. El chico logró salvar el autobus, sacandolo del agua sin apenas esfuerzo. Mientras unos creen que es un acto divino, el padre del chico (Kevin Costner) sabe lo que ocurre: el chico no es de este planeta y teme que, al ver sus proezas, la gente no sepa reaccionar ante el, diciéndole que oculte sus poderes y que se mantenga en secreto, hasta el momento en el que el mundo pueda apreciar sus esfuerzos.

El joven es, en efecto, el hijo de Kal-El, enviado desde Kripton. Tras esta situación, la acción se traslada a Canada, donde el gobierno américano ha descubierto un cuerpo extraño. Allí se va Lois Lane (Amy Adams) para cubrir la noticia, que en una expedición nocturna, descubre como un joven esta a la intemperie y con tanto frio. El joven se abre paso a traves de la nieve con la ayuda de su vista de rayos lasér y, tras llegar a una enorme nave e introducir un artefacto de pequeño tamaño en una ranura, es atacado por un droide. Lois, siguiendo al joven, es atacada por el droide y puesta a salvo por el joven. Sin embargo, el chico se lleva la nave al Polo Norte, donde aprende quién es de la mano de su “padre”, en forma de inteligencia artificial instalada en la nave. Tras ponerse el traje que representa a su dinastía, se dirige a Kansas, a buscar a su madre. Sin embargo, hay más problemas en el horizonte: Lois Lane anda tras la historia del joven y parece que una nave alienígena va rumbo a la Tierra. La nave emite un mensaje en el que el general Zod exige que “uno de los habitantes de su planeta, que lleva años entre ellos, se entregue”. Así pues, Kal-El debe entregarse para que los humanos confíen en el, así que se entrega primero al Ejercito de  los EE.UU y, luego, sube hasta la nave de Zod. Sin embargo, resulta ser una trampa.

Lo que quieren los seguidores de Zod es el Códice que se llevo Kal con el, Códice que oculto Jol-El en un pequeño aparato y que contenía la información suficiente para crear otro planeta. Las intenciones de Zod es usar dicha información para crear un nuevo Kripton en la Tierra, pero Kal-El no se lo permite. Lois, acompañando a Kal, se infiltra en la nave y consigue ayudar a Kal-El gracias a la IA de Jol-El y los dos escapan, provocando la ira de Zod y comenzando un ataque a pequeña escala en el pueblo en el que Kal-El ha vivido estos últimos 33 años, Smallville. Desde entonces, empieza la acción, con combates entre Kal-El y la general de Zod, Faora-Ul (Antje Traue), así como la semi-destrucción de Smallvile. Despues, Zod decide empezar a terraformar la Tierra con la ayuda de la nave que tienen, para empezar la transformación del planeta. Con “Superman” (el nombre que le ponen los americanos a Kal-El) volando a toda velocidad al Indico para impedir la máquina y el Ejército de los EE.UU tras la nave de Zod, ambos entablan un combate épico que lleva tanto a la semi-destrucción de Metropolis como a la victoria de Superman… de momento. Zod consigue sobrevivir y, tras ver como la nave en la que habían llegado, que contenía lo suficiente para crear un nuevo Kripton, es destruída, entra en colera y pelea contra Kal-El en un combate de magnas proporciones. Al final, Kal-El tiene que matar a Zod y así protege a la humanidad de la amenaza de los Kriptonianos. Con el tiempo, Kal-El asume su  identidad “secreta” de Clark Kent y empieza una nueva vida en el Daily Planet, como corresponsal de noticias bajo el mando de Lois Lane (con gafas de pasta incluidas), la única persona que sabe que el es Kal-El, más conocido para la humanidad a partir de ahora como Superman, el Hombre de Acero.

MAN OF STEEL

LO MEJOR:

Aunque me he extendido demasiado con el argumento, es evidente que una película con Nolan trás el guión traía una gran factura guionística y, porque no, un poco faraónica, pero viniendo de la persona que no le gusto tanto la última aventura de Batman en cines (“El Caballero Oscuro Renace”), he de decir que se ha adaptado de manera excelente las aventuras de Superman a la gran pantalla. Cierto es que la dirección era un poco floja, pero es evidente que estamos ante un nuevo Superman, muy lejos de aquel invento que ocurrió en 2006 con el nombre de “Returns”.

Todos y cada uno de los personajes están bien definidos y, si bien la inclusión de algunas estrellas conocidas para personajes secundarios puede hacer difícil que nos acordemos de los nombres de los protagonistas “ficticios”, todos saben como actuar y no desentonan. La elección de Cavil como Superman me parecío rara al principio, pero se ve que han caracterizado al actor lo suficiente como para que veamos en el a Superman. La cara de este filme es fácilmente reconocible y tiene un aire a lo Reeve que los más viejos del lugar o los que crecimos con aquellas películas sabremos apreciar.

Cabe destacar que no tenemos ante nosotros un remake o un reboot del ya longevo mito de Superman, sino una reinterpretación de este superheroe que es ya un símbolo entre todos nosotros: todos sabemos que esa S roja en un diamante amarillo nos dice que estamos ante un superheroe fuerte, compasivo y tan humano como el que más. Ademas, no se vosotros, pero a mi la decisión de “calzoncillos-por-dentro” me parece acertada viendo como esta el futuro de DC Comics últimamente…

También, quiero destacar una cosa: Zod no es el malo de la película. No solo porque quiera hacer de la Tierra un solar y plantar en el la semilla del nuevo Kripton. Es culpa de su predisposición genética, la misma a la que los kriptonianos obligaron a su descendencia por la creación “artificial” de sus vástagos y de predisponerles a una mentalidad u a otroa el que él querer hacer eso, pero el no piensa que esta haciendo mal alguno: esta haciendo su propio bien. Esta mentalidad choca con la de Kal-El para proteger a la Tierra e impedir que la destruyan con este deseo, lo que le convierte en “Malo”, si, pero el no vea que es malo; simplemente, sigue sus propios pasos.

LO PEOR:

Sorprendentemente “El Hombre de Acero” es una de las pocas películas en las que he encontrado algo chillón o algo que no me gustara. Nolan parece haber pulido muy bien este nuevo producto y la dirección de Snyder ha hecho de este filme uno de los mejores que haya visto. Sin embargo, mi queja no va a ir contra la película, sino contra mis queridos y “hamados” cines Cine Box Vallsur, donde suelo ir cada dos por tres con mis compañeros de celuloide. Los precios cada día suben y, si sois de esos que váis un fin de semana o el mismo viernes del estreno, espero que os “encante” gastaros casí 7,5 euros en una entrada para una película de 2 horas. 

Ahora que lo pienso, he de decir que hay un pequeño punto negativo: la comparación “hasta el ansia” de Nolan por hacer ver que este nuevo Hombre de Acero es una metafora constante de Jesucristo: con 33 años, virgen (se nota, creedme, recordad el comentario de Brody en “Mallrats”), cuya concepción natural fue un hito en la historia de Kripton, capaz de obrar proezas increíbles y cuyo anuncio podría suponer que los humanos se volvieran locos. Nolan, si el plasta de “Prometheus” no hizo que me tragara la pseudotrama de “Oye, que esto no es Alien, es “Se armó el Belen in Space”, no lo vas a lograr tú. Pero esto no afecta a la puntuación final, tranquilos: lo religioso me importa poco o nada en un filme tan magnifico.

superman-el-hombre-de-acero-11-625x330

 PUNTUACIÓN:

Pues, pasemos a la puntuación final de este filme, que tan buenos números esta haciendo a lo largo del planeta pero que parece que a los “expertos del celuloide” y que se corren de placer al ver el cine en V.O.S.E de la última producción del cine surcoreano lleno de una fuerte carga psicologica y con personajes referenciados de las obras de Nietzsche y demás no les esta gustando por “una dirección pésima” o “un soporífero guión” o hasta “Es que este Superman no es cómico”… hay gustos para todo, por lo que se ve. Como las puntuaciones que manejo son entre el cero patatero de “Green Lantern” y el 10 que siempre va a tener “Los Vengadores” (porque sí, callate) propongo que “El Hombre de Acero” vuele por los cielos del mundo del cine con un sonoro 9 sobre 10. ¿Que porque no le he puesto un 10, tras todo lo bueno que he dicho? Bueno, es evidente que le falta un toque para ese 10: tanto el estilo como la acción, el drama y las notas de humor están puestas justamente, pero para mí le falta un algo. Pero esto no quita que sea un peliculón, niños.

Estamos ante una puta obra maestra que, si bien puede ser cansina al principio, sabe como entretener al espectador y como hacer que se sienta cómodo en la butaca. Id a verla cuando podáis, chicos, esta si merece la pena. Eso sí, esperaros a un día del espectador o algo, porque las entradas están caras de cojones.

Categorías:Mi Vida Etiquetas: , , ,